Mi ENFOQUE


A través de mis 28 años de experiencia, he desarrollado un par­ticular enfoque para facilitar todos los procesos que guío des­de mi área de desempeño profesional como Psicóloga, Psico­terapeuta e Inner Coach*.

Lo he denominado CONEXIÓN INTERNA, y de manera sencilla lo he definido como:

“El instante en que prestas atención, te observas, sientes y
captas tu estado interno del momento”.

En este preciado instante, es desde tu CONSCIENCIA, defi­nida en su sentido más sencillo: el “darse cuenta”, que puedes identificar cada vivencia que conectas y gestionar de manera acertada y saludable la información que porta para ti, así como tu respuesta ante cada situación, en especial, en momentos críticos. De ahí que la segunda clave de mi enfoque sea el entrenarte en la expansión de tu consciencia.

Este proceso es más fértil aún, cuando conoces tus tenden­cias elementales, la particular forma que tienes de vivir y expre­sar tus emociones, además de los rasgos de tu carácter, tus fortalezas y debilidades, así como lo que he llamado el núcleo de valores del ser, ese centro interno que define “lo mejor de sí”. Aquí emerge la tercera clave de mi enfoque: CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO.

De modo que, cuando conectas e identificas, desde adentro, las características de lo que realmente estás viviendo y cómo, eres consciente de ello y te conoces a ti mismo, tienes la posibilidad de pensar, decidir y actuar de acuerdo a lo que corresponde, con base en tu sentir. Esto es COHERENCIA, la cuarta clave de mi enfoque.

Enfatizo…

NO se trata de OPTIMISMO, NI de PESIMISMO…

sino de COHERENCIA…

Se trata de vivir de acuerdo a la particular, única, configuración de tu mun­do interno, desde donde transitas di­ver­sos y cam­bian­tes escena­rios de vida, respondiendo de manera cónsona en cada momento.

En síntesis, LAS CUATRO CLAVES DE MI ENFOQUE son:

  • Conectarse consigo mismo,
  • ser Consciente, es decir, darse cuenta de la propia vivencia, en especial de sus aspectos más elementales, como lo son nuestras sensaciones físicas y emociones, y
  • desde el Conocimiento profundo de sí mismo,
  • responder de manera Coherente.

Así, como lo iré reseñando en diversas entradas de este Blog, pretendo recuperar nuestra “plataforma elemental de operaciones” en mi acompañamiento terapéutico, considerando el valor esencial de nuestra naturaleza, lo cual, más allá de mis preferencias personales, tiene sólidas bases en las Neurociencias y la Psicología contemporánea, de acuerdo a lo que te describo en varios de mis artículos en este Blog, e-books y manuales.


Mis técnicas terapéuticas


El sentido de mis técnicas

Para facilitarte tu Conexión Interna y el Conocimiento de ti mismo, he seleccionado, adaptado y creado un conjunto de técnicas que, a partir de sus bases filosóficas y teóricas, y su poder de acceso a los diferentes niveles del tu yo profundo, me permiten entrenarte en ir hacia adentro, identificar lo que requieres y dar con las respuestas y soluciones más adecuadas para ti… desde dentro de ti… recuperando cada vez más y mejor tus balances internos, tu salud psicológica, tu bienestar, y si deseas ir más allá aún, conectar con el sentido de tu propia existencia.

En la página MIS SESIONES, encontrarás detalles al respecto.


¿De dónde provienen mis técnicas?

Las prácticas de psicología contemporánea cada vez más apuntan a la integración de diferentes modelos psicológicos, flexibilidad que permite realizar las intervenciones más adecuadas en cada caso, considerando la complejidad de la vida del ser humano contemporáneo.

De ahí que en los últimos años se hable de Psicología Integrativa, expresión que define de modo bastante adecuado las bases técnico-profesionales de mi trabajo, especialmente en cuanto al énfasis que han remarcado las llamadas “terapias de tercera generación” en el diálogo cálido y empático, no enjuiciador y no encasillador-etiquetador, que busca afianzar los procesos de aceptación de lo que se vive, con la intención de generar un clima de respeto, confianza y bienestar en la relación terapéutica.

Específicamente, para que tengas una idea de las Escuelas Académicas que han nutrido mi formación como Psicóloga titulada y Psicoterapeuta, a continuación te describo brevemente las más importantes.

Psicología Humanista. Varios pensadores, entre los cuales figuran de manera especial Abraham Maslow y Carl Rogers, concibieron esta Escuela de la Psicología como una tercera vía frente al Psicoanálisis y al Conductismo clásicos, desplazando el énfasis que estos enfoques colocan en los aspectos patológicos o “fuera de orden” de la mente y la conducta, hacia el énfasis en la vivencia, en la experiencia consciente del aquí y ahora, y en la facilitación del desarrollo del mayor potencial del que dispone cada ser humano, considerando esenciales valores humanos como las libertades de pensamiento, criterio, sentimiento y voluntad de cada persona en particular. Al día de hoy, escuelas como la de Psicología positiva, tienen buena parte de sus raíces ancladas en el Psicología Humanista.

Psicología Gestalt. Dentro de la corriente Humanista, la Gestalt se enfoca de manera especial en facilitar la conexión de la persona con el aquí y el ahora, dándole particular importancia la corporalidad y emocionalidad de cada vivencia, confiando en la plena capacidad que tiene cada persona para descubrir las vías de solución de las circunstancias de su vida que requieran cambios en cada momento, al lograr una visión clara y completa de sus vivencias y cómo desea y elige que éstas sean. En este enfoque, Fritz Perls es uno de sus pioneros.

Psicologías profundas. Son un vasto campo de investigación y escuelas que tienen como punto de referencia los aspectos inconscientes de la mente, siendo Freud y Jung, dos de sus grandes representantes. Estos enfoques asumen que la psique humana, más allá de sus expresiones observables a través del lenguaje y el comportamiento, tiene otros reductos de expresión simbólica, a través de los cuales se puede acceder a estratos profundos de la mente. Derivaciones posteriores como las de W. Reich, hacen énfasis en la corporalidad de las memorias emocionales y el correspondiente manejo a través de técnicas de postura y movimiento, como la Bioenergética y la Psicoterapia caracteroanalítica.

Psicología transpersonal. En el seno de las psicologías humanistas han surgido y se han desarrollado enfoques transpersonales, en el sentido de buscar ir aún más allá del desarrollo del potencial de cada ser humano, explorando sus caminos de realización y trascendencia, considerando el tejido de interrelaciones humanas, ecológicas y universales en el que estamos inmersos. Desde esta cosmovisión, tanto las psicologías humanistas originarias como la psicología transpersonal, fueron integrando conocimientos y técnicas de las filosofías milenarias de la existencia, como el Budismo Zen, el Taoísmo, y el Sufismo. Muchas de las técnicas contemporáneas que se utilizan para optimizar la salud integral y el bienestar del ser humano, como la Meditación, el Mindfulness y la respiración consciente, entre otras, tienen sus bases en estas prácticas ancestrales.

Logoterapia. Viktor Frankl, brillante pensador, fue un neurólogo-psiquiatra austríaco que sobrevivió a los campos de concentración nazis, experiencia que le llevó a escribir su obra clave El hombre en busca de sentido. Su profunda perspectiva filosófica de la existencia humana, permite una comprensión empática y manejo acertado de algunos estados psicológicos complejos como la depresión (aquélla que no provienen de factores químico-metabólicos), realizando en estos casos efectivas intervenciones terapéuticas dirigidas a la identificación del sentido último de la existencia, y a la activación del compromiso con un propósito de vida trascendente y la voluntad para ejercerlo.

Terapias Cognitivo-Conductuales. Este enfoque y proceso de psicoterapia se orienta de manera práctica y puntual al análisis de comportamientos específicos en determinados escenarios de la vida presente, asociados a ciertas estructuras de pensamiento, con la intención de transformar las tendencias limitantes y/o generadoras de malestar que provienen de ahí, aprendiendo a pensar de modo diferente para generar comportamientos más favorables en nuestra vida personal y relacional.

 

Estos enfoques, sumados a mis prácticas de Yoga y Zen, como ya te lo comenté en ACERCA DE MÍ consolidaron en mí esa fuerte tendencia a conectar hacia adentro, y desde ahí intentar comprender las claves de nuestra Sabiduría elemental, y las grandes bondades de lograr cada vez más coherencia entre aquello que soy, siento, valoro, pienso, digo, elijo y realizo. Para mí, no hay otra forma de concebir la espiritualidad más allá de lo que significa el Trascender desde Sí. Cliquea en todos los enlaces resaltados, y sabrás más acerca de mi enfoque.

 

Algunas de mis técnicas específicas

De acuerdo a tus rasgos personales y a las vivencias y situaciones particulares que trabajamos en cada sesión, elijo entre diversas técnicas, en el marco de las escuelas y enfoques que te describí arriba.

Acá te menciono algunas de las que utilizo con mayor frecuencia:

  • Técnicas de Relajación, Aquietamiento y Atención plena de la Meditación Za Zen y el Mindfulness.
  • Técnicas Psicocorporales profundas: Focusing y Bioenergética.
  • Conceptos y prácticas de la Inteligencia emocional.
  • Conceptos y prácticas de la Psicología positiva, en especial el Cuestionario VIA y otros recursos de “Authentic Happiness” de la Universidad de Pennsylvania.
  • Técnicas de Imaginación activa y Análisis de sueños y otros contenidos simbólicos de la experiencia, de la  Psicología junguiana.
  • Técnicas Cognitivas: Programación neurolingüística (PNL) y Restructuración del pensamiento.
  • Mis técnicas de Conexión Interna, que he denominado *Inner Coaching.
  • Aplicación de tests de Psicología clínica y otras pruebas psicométricas, como técnicas adicionales de diagnóstico y comprensión de ciertas condiciones, tendencias y rasgos de la persona.

 

Eres bienvenido a mi espacio,
elige de qué modo deseas que te acompañe.

¡Estoy a tu disposición!

Montse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario